miércoles, 13 de julio de 2011

Mesalina, mi amor (aventuras en una orgia romana)


Aclarado el título para evitar confusiones, pues el nombre de Mesalina me recordó  viejos tiempos en que escuchaba a Carlos Segarra y su grupo cantando a cierta substancia psicotrópica de parecido nombre. Nada más lejos de la realidad y como aclaro se refiere a cierta fiesta realizada en la caliente tierra riojana. Los calores fueron tanto por la metereología como de lo ahí vivido.
Era una fiesta largo tiempo planeada para celebrar la rápida recuperación de un amigo después de una intervención quirúrgica. Una disculpa como otra cualquiera para reunirnos en su aislada casa y hacer lo que más nos gusta…
Ausencias de última hora, hizo que la lista se asistentes se redujese mucho, pero al fin éramos pocos pero valientes: ¡quedaron los mejores!
Yo en principio pensaba ir con mi disfraz romano de vestal, aunque lo de virginal no va mucho con mi persona, así que opte por alguien famosa por su libertad sexual. Se cuenta que Mesalina decidió competir con todas las prostitutas del Imperio, en cuanto a la cantidad de hombres con los que pudieran unirse sexualmente durante un plazo…y por supuesto gano. Tal anécdota, que por cierto, me pone los dientes largos me hizo decidirme por ir de tercera esposa del emperador Claudio: más adecuada elección que lo de las vestales.
Al final y sobre el momento se cambiaron las tornas. Tonta de mi a la hora de ponerme las vestimentas romanas, se me olvido una hermosa cruz negra hecha de calaveras que llevaba puesta. No tardaron en darse cuenta: ¡Una cristina infiltrada en la orgia!…así que no tardaron en infligirme todo tipo de torturas (para mi disfrute) con todo tipo de artilugios, parte de los cuales ilustro convenientemente  aquí abajo. También ilustradas mis partes después de ser castigadas por la fusta (tuve la opción de escoger con que ser azotada entre lo que el verdugo portaba: látigo o fusta y consultando con alguien bien entendida me decidí evidentemente por el más doloroso, viciosa que es una, ya se sabe). No retrate el precioso tono verde-violáceo en el que se torno los posteriores dias.
Lástima que toda la gente estaba a lo suyo y no hay más fotos del momento en cuestión, ni tampoco de otro momentos muy jugosos (momento fregona, muy usado en esa casa cuando la frecuento…).
Por ultimo están las fotos de algo que llevaba tiempo deseando probar: las agujas. Mis primeras agujas (y espero que no las ultimas). Sentir como el acero atravesaba la piel es una sensación indescriptible. 





martes, 21 de junio de 2011

La llegada del verano


Aunque tambien podria ser el amanecer de la primavera, cuando brotan por doquier pequeñas flores  pobladas de sanjuaninos y mariquitas, adornandolos como si un arbol de navidad se tratase.Cuando la naturaleza se muestra en todo su esplendor y el calor hace los cuerpos ligueros de ropa se luzcan más sugerentes más sugerentes.

Dar la gracias por una parte a Nim,  de ella me vino la idea de las pinzas pequeñas y agradecerle tambien el premio. Y gracias también al fotografo que me sugerio como ir colocandolas.

lunes, 16 de mayo de 2011

Archivando






Archivando, pasiones, deseo, dolor, placer, lujuria…archivando esos momentos en mi memoria  y poder recuperarlos en mis pensamientos más onanistas. Es lo bueno que tiene los archivos, poder abrirlos siempre que se quiera recordar lo bueno o eliminarlos cuando son malos. Ordenarlos, comprimirlos cuando son ocupan demasiado espacio, poder descomprimirlos para recrearte en ellos….
Y cual archivo en papel o memorándum me muestro aquí. No solo en la foto, ese momento también pasara a los archivos de mi mente por lo bueno de la preparación, el juego y sobre todo el quitarlo más tarde donde sobreviene el momento más dulce y “jugoso”.

viernes, 6 de mayo de 2011

Aniversario

También se podía titular como se pasa de un “rollo de una tarde” a casarse 4 años después. Como alguna vez comente conocí a mi pareja va a hacer 20 años mediante una revista de contactos. El primer día fue tan bien que repetimos y repetimos (no hasta la saciedad...pues de él nunca me canso). Éramos lo que se dice follamigos.
Así estuvimos una buena temporada juntos los dos, con otras parejas y por separado con un par de intentos fallidos de salir con gente "formal". Muy infructuoso por mi parte. Era una asignatura pendiente de hacia algún tiempo y cuando vi la ocasión la aproveche. Pero... ya me lo decían mis amigas...no le ates que es virgen y le vas a asustar (por aquel entonces siempre llevaba una cuerda en el bolso que nunca se sabe lo que se puede atar...) y así resulto. Lo último que supe de el fue la cara de susto diciéndome: Tú tienes mucha experiencia no…??Que tampoco era tanto, pero como soy una alumna aplicada le pongo ganas, me gusta experimentar y aprendo rápido. Eso no quita que siguiese viendo a mi actual pareja, es que nadie me follaba como él y la carne es débil. Muy muy débil en mi caso. Así fue como levante mi coraza y me di cuenta que además de follarme de fábula, como amigo me lo pasaba muy bien también. El tiempo iba pasando y seguíamos con nuestros escarceos hasta que un día me pillo por sorpresa en el coche después de una sesión de sexo anal y me dijo las palabras más románticas que me han dicho nunca, no hacen falta hermosas palabras cuando algo se dice con sinceridad: “Tía contigo me lo paso de puta madre,me molas mogollón ¿por que no nos enrollamos?” (vale si, mi chico siempre ha sido un poco macarrilla, y me gusta así). Me pillo por sorpresa y con la guardia bajada y acepte. Eso si, al día siguiente como “novios formales”, fuimos al cine. Igual no tan formales pues a media película no pude evitar hacerle una mamada.
Casi un año después y esquivando como podía las indirectas que me lanzaba para “formalizar la relación”.; me planteé ¿con quien mejor me lo paso ya no solo en la cama sino saliendo de juerga? Llegué a la conclusión que era él, pues una parte muy importante de nuestra relación, además del sexo, evidentemente, es la amistad. Y él es mi mejor amigo. Así que un día le dije eso de:”tenemos que hablar” y en mitad de una bar que nos trae muchos recuerdos (El Busgosu , en Gijón) y el con cara de pocos amigos pues pensaba que le iba a dejar, plante rodilla en tierra y le pedí matrimonio. La cara de susto fue aún mayor que al virgen que ate y apenas balbuceo un vale.
Y tal día como hoy nos casamos y como todos los años nos pregunta mi madre ¿os arrepentís? No, pues hoy le quiero mucho más que hace 16 años , aunque solo sea por la paciencia que tiene para aguantarme

domingo, 1 de mayo de 2011

Dia de la madre

 Felicitar desde aqui a todas las mamis, incluidas las putativas como yo. (que no viene de lo puta que soy , ojo!)
Aqui con mi retoño peludo;Pancha Villa; Panchi o Panchina para lxs amigxs.

martes, 19 de abril de 2011

Barna Perras Productions presenta: “ aventuras y desventuras de una turista en la cuidad condal”



Bueno en realidad el titulo no es del todo correcto, pues desventuras salvo los dolores de pies no hubo ninguna.
Trataré de ser concisa y ceñirme a los vicios que este blog trata (Obviare mis vicios culturales, que también los tengo, y de los cuales disfrute enormemente estas mini vacaciones) y sobre todo no irme por los cerros de Úbeda, ya que se alejan bastante geográficamente hablando de Barcelona.
Apenas estuve una semana, que dio mucho de si a pesar de quedar tanto por ver…lo cual es una buena disculpa para volver.
En el aspecto más golfo se redujo a dos noches, goce como la perra que soy y  las cuales relataré más detalladamente.
El viernes tocaba noche swinger. A sugerencia de un amigo nos fuimos al local Training Pedralbes  y desde luego acertó totalmente con la recomendación. Me había puesto mis mejores galas (el mono traído de Cap d’Adge, con escote hasta el ombligo, aunque la parte más interesante suele ser cuando me doy la vuelta….y se ve la poca tela que en la parte trasera lleva). Curiosamente al llegar a nuestro destino nos llamo poderosamente la atención la sencillez de las vestimentas, acostumbrados a como estamos en el norte a los modelitos que suelen llevar las chicas (ya sabéis que en esto de vestir los chicos soléis ser más castos y recatados…y bueno además en esos lugares, los ojos se me van más para las féminas, todo hay que decirlo). Por un lado eso nos gusto, no habría tanto pase/pose de modelo como últimamente vemos en la zona cantábrica: mucho ruido y pocas nueces Y como alguien dijo (refiriéndose a una amiga “facebookiana”, con la cual comparto opinión y actitud) yo soy más de acción que de exhibición.
Nos mostraron el local (enorme y nos gusto sus diversos habitáculos). Nos quedamos en la discoteca apurando nuestra consumición, y sufriendo la música (solo conozco un local, ya desaparecido como tal, aunque abierto a fiestas privadas donde ponían Música con mayúsculas como Metallica…lo siento quien se ofenda, me sale la vena heavy y además ¿quien dice que no se puede bailar insinuantemente otro tipo de música?…quien diga lo contrario lo desafío con un streptease con música de Marilyn Manson). Aguantamos lo justo y salimos disparados a la sala oscura, que junto con la piscina y el jacuzzi fue lo que más nos había gustado). Y dicha sala hacía honor a su nombre, no tenía un atisbo de luz, por lo que había que ir a palpo, lo que os podéis imaginar daba mucho juego. Al poco de llegar intentando adaptarnos a la falta de luz para poder ver algo, pero sin lograrlo, nos dispusimos a pasar el tiempo como mejor sabíamos, así que yo me dispuse de rodillas delante de mi pareja y comencé una interrumpida labor oral. Interrumpida por la gente que deambulaba por ahí a oscuras y al tropezar conmigo en tan mañosa situación me ofrecía más para saborear y deleitarme en eso que tanto me gusta: chupar pollas. En breves momentos eran varias los que me rodeaban: manos tocándome, sus miembros acercándose a mi boca y recibidas en ella con gran satisfacción por mi parte. Tal era el gusto que comience a gemir y esos jadeos sonaron como una alarma de incendios y yo la salida de emergencia (nunca mejor dicho), de pronto y aun sin verme sentí rodeada por montón de cuerpos y a pesar de tener la boca ocupada se elevaba el volumen sonoro de mi disfrute. De repente entre tantas caricias, encontré la horma de mi zapato. Uno de aquellos que constituían la muralla humana me cogió, elevándome y comenzó a tirarme de los pezones (uno de mis tantos puntos débiles), me volvió a agachar y me metió la polla hasta lo más profundo de mi boca, dejándome sin respiración y provocándome alguna arcada. Cuando le pareció oportuno me volvió a levantar y me ordeno inclinarme y (después de comprobar por mi parte que se ponía protección, lo cual en la penumbra es bastante difícil) y comenzó a follarme enérgicamente mientras me seguía estirando los pezones como si los quisiese arrancar. No es que desprecie al resto de personas que seguían alrededor metiendo mano donde podían, pero ese que me tenía a su merced en ese momento sabia tratar a una perra como yo. Dicho tratamiento produjo un exceso de humedad por mi parte y ni decir de los gemidos que ahora ya tenían el volumen de alaridos (lo cual, como me dijo mi pareja, es muy oportuno para localizarme en todo momento y saber lo bien que lo estaba pasando). Eso si ,follar de pie con tacones de 10 centímetros con un charco en medio de ti, por lo cual no te puedes mover a riesgo de resbalarte, es bastante perjudicial por la salud, como casi todo lo bueno. Después de correrse él (y yo unas cuantas veces) me tome un respiro aprovechándome a dedicarme a alguna fémina (ya se sabe ir a tientas…hasta encontrar lo que buscas). Pero el “hijo pródigo” retorno apenas pasados un cuarto de hora para dedicarme de nuevo una sesión de sexo sin delicadezas de nuevo. Así entre unas cosas, algún descanso en el jacuzzi, alguna cervecita para recuperar los fluidos perdidos y una nueva carga de ataque al cuarto oscuro pasó la noche. Al marchar , con una enorme sonrisa en la cara y un cierto tembleque de piernas, aunque prime la calidad, que la hubo, cuantitativamente, calcule: 7 chicos y 3 chicas en una noche…no estuvo nada mal.

La noche del sábado se presentaba más bedesemera. Esta vez tocaba escoger en mi abundante vestuario gótico. Lo primero: encuentro con un viejo amigo (calculo que hace unos 7 años que lo conocía “cibernauticamente” hablando) y ponerle cara a un nick. Nos fuimos a cenar y casi nada más llegar se noto la buena conexión, las risas, la complicidad al hablar de ciertos vicios comunes para asombro de los comensales de las mesas cercanas y de los camareros, muy profesionales todos. Una agradable sobremesa y después dirigirnos al Fetish Café . Nunca había estado en el y me gusto mucho y más aun su propietaria Dómina Zara  una mujer cercana, sencilla , encantadora y a la que las fotos no le hacen justicia: es mucho más guapa en persona
Me encontré tan a gusto (jueguecito con mi viejo amigo incluido) que estoy deseando volver y probar todos y cada uno de los aparatos que tiene. Así que tendrán que ser muchas, muchas visitas.


Este post está dedicado con mucho cariño a Jota, que hoy cumple años, para que te recuperes pronto que estamos deseando celebrarlo una fiesta de esas que nos gustan tanto…Mil besos amor.


Imagen  del Fetish Café  tomada de la página http://www.mundofetish.com/esp/fetishcafe.html

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Me dejas que te la chupe?



El otro día haciendo zapping vi un dialogo de una película en la que comentaban unas mujeres sobre hacerle sexo oral a sus parejas. Unas decían que lo hacían como un favor, otras para conseguir que se lo hiciesen a ellas, en fin variedad de opiniones.
 La mía es que el favor siempre me lo hacen a mí. Es algo que me produce un placer inigualable, si acaso aderezado con cierta sensación de poder: Tenerla dentro de mi boca, saborearla, recorrerla con mi lengua, humedecerla con mi saliva, introducirla tan adentro que me haga saltar las lagrimas, que me falte la respiración …hasta hacerles explotar de gusto.
En general ver como disfruta otra persona con “mis quehaceres” me resulta mucho más placentero incluso que me lo hagan a mí.
Eso si, este vicio tiene una desventaja: nunca he conseguido depurar mi técnica de hacerles pajas…se me va la boca enseguida, como niño con un caramelo, y así no hay manera de aprender.
Referido al sexo oral, no cabe duda, que como bisexual que soy, me produce igual placer hacérselo a una mujer, aunque en este caso me gusta combinar ambas técnicas (manual y “lingüística”) especialmente en aquellas con cierta facilidad para derramarse sobre mi cara.
Muchos podrán pensar que generosa soy por anteponer el placer de los demás al mío propio, pero están muy equivocados: Es puro egoísmo: ¿Puede existir algo mejor que ver la cara de felicidad que se queda a la otra persona después de una buena “labor”? Es algo que me llena de pleno y porque no decirlo me engorda el ego. De hecho engorda tanto que se me acumula por todo el cuerpo de manera que cuando me miro el culo en el espejo me digo a mi misma ¡Pero que bien la chupo, coño!

Esta frase final me la inspiro alguien que me  mando la historia de “Sirena o Ballena”. Me ha encantado. Tanto que lo he adaptado para esta ocasión.