miércoles, 13 de julio de 2011

Mesalina, mi amor (aventuras en una orgia romana)


Aclarado el título para evitar confusiones, pues el nombre de Mesalina me recordó  viejos tiempos en que escuchaba a Carlos Segarra y su grupo cantando a cierta substancia psicotrópica de parecido nombre. Nada más lejos de la realidad y como aclaro se refiere a cierta fiesta realizada en la caliente tierra riojana. Los calores fueron tanto por la metereología como de lo ahí vivido.
Era una fiesta largo tiempo planeada para celebrar la rápida recuperación de un amigo después de una intervención quirúrgica. Una disculpa como otra cualquiera para reunirnos en su aislada casa y hacer lo que más nos gusta…
Ausencias de última hora, hizo que la lista se asistentes se redujese mucho, pero al fin éramos pocos pero valientes: ¡quedaron los mejores!
Yo en principio pensaba ir con mi disfraz romano de vestal, aunque lo de virginal no va mucho con mi persona, así que opte por alguien famosa por su libertad sexual. Se cuenta que Mesalina decidió competir con todas las prostitutas del Imperio, en cuanto a la cantidad de hombres con los que pudieran unirse sexualmente durante un plazo…y por supuesto gano. Tal anécdota, que por cierto, me pone los dientes largos me hizo decidirme por ir de tercera esposa del emperador Claudio: más adecuada elección que lo de las vestales.
Al final y sobre el momento se cambiaron las tornas. Tonta de mi a la hora de ponerme las vestimentas romanas, se me olvido una hermosa cruz negra hecha de calaveras que llevaba puesta. No tardaron en darse cuenta: ¡Una cristina infiltrada en la orgia!…así que no tardaron en infligirme todo tipo de torturas (para mi disfrute) con todo tipo de artilugios, parte de los cuales ilustro convenientemente  aquí abajo. También ilustradas mis partes después de ser castigadas por la fusta (tuve la opción de escoger con que ser azotada entre lo que el verdugo portaba: látigo o fusta y consultando con alguien bien entendida me decidí evidentemente por el más doloroso, viciosa que es una, ya se sabe). No retrate el precioso tono verde-violáceo en el que se torno los posteriores dias.
Lástima que toda la gente estaba a lo suyo y no hay más fotos del momento en cuestión, ni tampoco de otro momentos muy jugosos (momento fregona, muy usado en esa casa cuando la frecuento…).
Por ultimo están las fotos de algo que llevaba tiempo deseando probar: las agujas. Mis primeras agujas (y espero que no las ultimas). Sentir como el acero atravesaba la piel es una sensación indescriptible. 





martes, 21 de junio de 2011

La llegada del verano


Aunque tambien podria ser el amanecer de la primavera, cuando brotan por doquier pequeñas flores  pobladas de sanjuaninos y mariquitas, adornandolos como si un arbol de navidad se tratase.Cuando la naturaleza se muestra en todo su esplendor y el calor hace los cuerpos ligueros de ropa se luzcan más sugerentes más sugerentes.

Dar la gracias por una parte a Nim,  de ella me vino la idea de las pinzas pequeñas y agradecerle tambien el premio. Y gracias también al fotografo que me sugerio como ir colocandolas.

lunes, 16 de mayo de 2011

Archivando






Archivando, pasiones, deseo, dolor, placer, lujuria…archivando esos momentos en mi memoria  y poder recuperarlos en mis pensamientos más onanistas. Es lo bueno que tiene los archivos, poder abrirlos siempre que se quiera recordar lo bueno o eliminarlos cuando son malos. Ordenarlos, comprimirlos cuando son ocupan demasiado espacio, poder descomprimirlos para recrearte en ellos….
Y cual archivo en papel o memorándum me muestro aquí. No solo en la foto, ese momento también pasara a los archivos de mi mente por lo bueno de la preparación, el juego y sobre todo el quitarlo más tarde donde sobreviene el momento más dulce y “jugoso”.

viernes, 6 de mayo de 2011

Aniversario

También se podía titular como se pasa de un “rollo de una tarde” a casarse 4 años después. Como alguna vez comente conocí a mi pareja va a hacer 20 años mediante una revista de contactos. El primer día fue tan bien que repetimos y repetimos (no hasta la saciedad...pues de él nunca me canso). Éramos lo que se dice follamigos.
Así estuvimos una buena temporada juntos los dos, con otras parejas y por separado con un par de intentos fallidos de salir con gente "formal". Muy infructuoso por mi parte. Era una asignatura pendiente de hacia algún tiempo y cuando vi la ocasión la aproveche. Pero... ya me lo decían mis amigas...no le ates que es virgen y le vas a asustar (por aquel entonces siempre llevaba una cuerda en el bolso que nunca se sabe lo que se puede atar...) y así resulto. Lo último que supe de el fue la cara de susto diciéndome: Tú tienes mucha experiencia no…??Que tampoco era tanto, pero como soy una alumna aplicada le pongo ganas, me gusta experimentar y aprendo rápido. Eso no quita que siguiese viendo a mi actual pareja, es que nadie me follaba como él y la carne es débil. Muy muy débil en mi caso. Así fue como levante mi coraza y me di cuenta que además de follarme de fábula, como amigo me lo pasaba muy bien también. El tiempo iba pasando y seguíamos con nuestros escarceos hasta que un día me pillo por sorpresa en el coche después de una sesión de sexo anal y me dijo las palabras más románticas que me han dicho nunca, no hacen falta hermosas palabras cuando algo se dice con sinceridad: “Tía contigo me lo paso de puta madre,me molas mogollón ¿por que no nos enrollamos?” (vale si, mi chico siempre ha sido un poco macarrilla, y me gusta así). Me pillo por sorpresa y con la guardia bajada y acepte. Eso si, al día siguiente como “novios formales”, fuimos al cine. Igual no tan formales pues a media película no pude evitar hacerle una mamada.
Casi un año después y esquivando como podía las indirectas que me lanzaba para “formalizar la relación”.; me planteé ¿con quien mejor me lo paso ya no solo en la cama sino saliendo de juerga? Llegué a la conclusión que era él, pues una parte muy importante de nuestra relación, además del sexo, evidentemente, es la amistad. Y él es mi mejor amigo. Así que un día le dije eso de:”tenemos que hablar” y en mitad de una bar que nos trae muchos recuerdos (El Busgosu , en Gijón) y el con cara de pocos amigos pues pensaba que le iba a dejar, plante rodilla en tierra y le pedí matrimonio. La cara de susto fue aún mayor que al virgen que ate y apenas balbuceo un vale.
Y tal día como hoy nos casamos y como todos los años nos pregunta mi madre ¿os arrepentís? No, pues hoy le quiero mucho más que hace 16 años , aunque solo sea por la paciencia que tiene para aguantarme

domingo, 1 de mayo de 2011

Dia de la madre

 Felicitar desde aqui a todas las mamis, incluidas las putativas como yo. (que no viene de lo puta que soy , ojo!)
Aqui con mi retoño peludo;Pancha Villa; Panchi o Panchina para lxs amigxs.

martes, 19 de abril de 2011

Barna Perras Productions presenta: “ aventuras y desventuras de una turista en la cuidad condal”



Bueno en realidad el titulo no es del todo correcto, pues desventuras salvo los dolores de pies no hubo ninguna.
Trataré de ser concisa y ceñirme a los vicios que este blog trata (Obviare mis vicios culturales, que también los tengo, y de los cuales disfrute enormemente estas mini vacaciones) y sobre todo no irme por los cerros de Úbeda, ya que se alejan bastante geográficamente hablando de Barcelona.
Apenas estuve una semana, que dio mucho de si a pesar de quedar tanto por ver…lo cual es una buena disculpa para volver.
En el aspecto más golfo se redujo a dos noches, goce como la perra que soy y  las cuales relataré más detalladamente.
El viernes tocaba noche swinger. A sugerencia de un amigo nos fuimos al local Training Pedralbes  y desde luego acertó totalmente con la recomendación. Me había puesto mis mejores galas (el mono traído de Cap d’Adge, con escote hasta el ombligo, aunque la parte más interesante suele ser cuando me doy la vuelta….y se ve la poca tela que en la parte trasera lleva). Curiosamente al llegar a nuestro destino nos llamo poderosamente la atención la sencillez de las vestimentas, acostumbrados a como estamos en el norte a los modelitos que suelen llevar las chicas (ya sabéis que en esto de vestir los chicos soléis ser más castos y recatados…y bueno además en esos lugares, los ojos se me van más para las féminas, todo hay que decirlo). Por un lado eso nos gusto, no habría tanto pase/pose de modelo como últimamente vemos en la zona cantábrica: mucho ruido y pocas nueces Y como alguien dijo (refiriéndose a una amiga “facebookiana”, con la cual comparto opinión y actitud) yo soy más de acción que de exhibición.
Nos mostraron el local (enorme y nos gusto sus diversos habitáculos). Nos quedamos en la discoteca apurando nuestra consumición, y sufriendo la música (solo conozco un local, ya desaparecido como tal, aunque abierto a fiestas privadas donde ponían Música con mayúsculas como Metallica…lo siento quien se ofenda, me sale la vena heavy y además ¿quien dice que no se puede bailar insinuantemente otro tipo de música?…quien diga lo contrario lo desafío con un streptease con música de Marilyn Manson). Aguantamos lo justo y salimos disparados a la sala oscura, que junto con la piscina y el jacuzzi fue lo que más nos había gustado). Y dicha sala hacía honor a su nombre, no tenía un atisbo de luz, por lo que había que ir a palpo, lo que os podéis imaginar daba mucho juego. Al poco de llegar intentando adaptarnos a la falta de luz para poder ver algo, pero sin lograrlo, nos dispusimos a pasar el tiempo como mejor sabíamos, así que yo me dispuse de rodillas delante de mi pareja y comencé una interrumpida labor oral. Interrumpida por la gente que deambulaba por ahí a oscuras y al tropezar conmigo en tan mañosa situación me ofrecía más para saborear y deleitarme en eso que tanto me gusta: chupar pollas. En breves momentos eran varias los que me rodeaban: manos tocándome, sus miembros acercándose a mi boca y recibidas en ella con gran satisfacción por mi parte. Tal era el gusto que comience a gemir y esos jadeos sonaron como una alarma de incendios y yo la salida de emergencia (nunca mejor dicho), de pronto y aun sin verme sentí rodeada por montón de cuerpos y a pesar de tener la boca ocupada se elevaba el volumen sonoro de mi disfrute. De repente entre tantas caricias, encontré la horma de mi zapato. Uno de aquellos que constituían la muralla humana me cogió, elevándome y comenzó a tirarme de los pezones (uno de mis tantos puntos débiles), me volvió a agachar y me metió la polla hasta lo más profundo de mi boca, dejándome sin respiración y provocándome alguna arcada. Cuando le pareció oportuno me volvió a levantar y me ordeno inclinarme y (después de comprobar por mi parte que se ponía protección, lo cual en la penumbra es bastante difícil) y comenzó a follarme enérgicamente mientras me seguía estirando los pezones como si los quisiese arrancar. No es que desprecie al resto de personas que seguían alrededor metiendo mano donde podían, pero ese que me tenía a su merced en ese momento sabia tratar a una perra como yo. Dicho tratamiento produjo un exceso de humedad por mi parte y ni decir de los gemidos que ahora ya tenían el volumen de alaridos (lo cual, como me dijo mi pareja, es muy oportuno para localizarme en todo momento y saber lo bien que lo estaba pasando). Eso si ,follar de pie con tacones de 10 centímetros con un charco en medio de ti, por lo cual no te puedes mover a riesgo de resbalarte, es bastante perjudicial por la salud, como casi todo lo bueno. Después de correrse él (y yo unas cuantas veces) me tome un respiro aprovechándome a dedicarme a alguna fémina (ya se sabe ir a tientas…hasta encontrar lo que buscas). Pero el “hijo pródigo” retorno apenas pasados un cuarto de hora para dedicarme de nuevo una sesión de sexo sin delicadezas de nuevo. Así entre unas cosas, algún descanso en el jacuzzi, alguna cervecita para recuperar los fluidos perdidos y una nueva carga de ataque al cuarto oscuro pasó la noche. Al marchar , con una enorme sonrisa en la cara y un cierto tembleque de piernas, aunque prime la calidad, que la hubo, cuantitativamente, calcule: 7 chicos y 3 chicas en una noche…no estuvo nada mal.

La noche del sábado se presentaba más bedesemera. Esta vez tocaba escoger en mi abundante vestuario gótico. Lo primero: encuentro con un viejo amigo (calculo que hace unos 7 años que lo conocía “cibernauticamente” hablando) y ponerle cara a un nick. Nos fuimos a cenar y casi nada más llegar se noto la buena conexión, las risas, la complicidad al hablar de ciertos vicios comunes para asombro de los comensales de las mesas cercanas y de los camareros, muy profesionales todos. Una agradable sobremesa y después dirigirnos al Fetish Café . Nunca había estado en el y me gusto mucho y más aun su propietaria Dómina Zara  una mujer cercana, sencilla , encantadora y a la que las fotos no le hacen justicia: es mucho más guapa en persona
Me encontré tan a gusto (jueguecito con mi viejo amigo incluido) que estoy deseando volver y probar todos y cada uno de los aparatos que tiene. Así que tendrán que ser muchas, muchas visitas.


Este post está dedicado con mucho cariño a Jota, que hoy cumple años, para que te recuperes pronto que estamos deseando celebrarlo una fiesta de esas que nos gustan tanto…Mil besos amor.


Imagen  del Fetish Café  tomada de la página http://www.mundofetish.com/esp/fetishcafe.html

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Me dejas que te la chupe?



El otro día haciendo zapping vi un dialogo de una película en la que comentaban unas mujeres sobre hacerle sexo oral a sus parejas. Unas decían que lo hacían como un favor, otras para conseguir que se lo hiciesen a ellas, en fin variedad de opiniones.
 La mía es que el favor siempre me lo hacen a mí. Es algo que me produce un placer inigualable, si acaso aderezado con cierta sensación de poder: Tenerla dentro de mi boca, saborearla, recorrerla con mi lengua, humedecerla con mi saliva, introducirla tan adentro que me haga saltar las lagrimas, que me falte la respiración …hasta hacerles explotar de gusto.
En general ver como disfruta otra persona con “mis quehaceres” me resulta mucho más placentero incluso que me lo hagan a mí.
Eso si, este vicio tiene una desventaja: nunca he conseguido depurar mi técnica de hacerles pajas…se me va la boca enseguida, como niño con un caramelo, y así no hay manera de aprender.
Referido al sexo oral, no cabe duda, que como bisexual que soy, me produce igual placer hacérselo a una mujer, aunque en este caso me gusta combinar ambas técnicas (manual y “lingüística”) especialmente en aquellas con cierta facilidad para derramarse sobre mi cara.
Muchos podrán pensar que generosa soy por anteponer el placer de los demás al mío propio, pero están muy equivocados: Es puro egoísmo: ¿Puede existir algo mejor que ver la cara de felicidad que se queda a la otra persona después de una buena “labor”? Es algo que me llena de pleno y porque no decirlo me engorda el ego. De hecho engorda tanto que se me acumula por todo el cuerpo de manera que cuando me miro el culo en el espejo me digo a mi misma ¡Pero que bien la chupo, coño!

Esta frase final me la inspiro alguien que me  mando la historia de “Sirena o Ballena”. Me ha encantado. Tanto que lo he adaptado para esta ocasión.

jueves, 10 de marzo de 2011

Que veinte años no es nada



Tal como dice el tango de Carlos Gardel, 20 años no es nada, de hecho a mi me parecen que han pasado en un soplo de brisa, pero no cabe duda también que es casi la mitad de mi vida, lo cual llevo sumergida en el a veces apasionante, a veces decepcionante pero siempre interesante mundo swinger.
Corría principios de la primavera del año 1991 cuando una jovencita con 21 años recién cumplidos , junto con su entonces novio, decidió llevar a cabo una de sus fantasías: Hacer un trío con otro chico. No era simplemente la primera vez que iba a estar con dos hombres a la vez, sino que seria el primer chico, a parte de su novio con el que estaría.
Lo primero fue conocernos en persona (el primer contacto fue a través de una revista y posterior carta). Nunca olvidare la espera en la estación de autobuses pensando quien seria y la grata sorpresa cuando se nos acerca un chico atractivo, alto, muy fuerte y con gafas que le daban un aspecto de lo más interesante. No es que le de importancia al físico, pero desde luego si este viene acompañado por una persona encantadora, a nadie le amarga un dulce. La agradable conversación después en un bar, las risas (es mi punto débil, me gusta la gente con sentido del humor), las insinuaciones…Todo eso hacia que desease que llegase el día en cuestión: convertir la fantasía del trío en realidad. Los días anteriores a dicho evento estaba muy nerviosa, más aun con el comentario de mi novio, de que debería ser yo quien diese el primer paso y llevase la voz cantante. Cuanto más se acercaba el día concertado, mayores eran mis nervios, hasta que me dije a mi misma que debería dejarme llevar, no planificar nada y que las cosas surgiesen por si mismas. En ese momento todas las angustias desaparecieron.
La fecha llegó por fin. Amaneció soleado, perfecto para el modelito que tenía en mente: camiseta semitransparente, falda de vuelo y medias con sus correspondientes ligueros y zapatos con taconcito (por entonces para mí si lo eran, aunque ahora gastando tacón de mas de 10 centímetros, aquellos me parecen ridículos). Alquilamos un piso por horas, compramos comida y celebramos un picnic en el apartamento. Acabados de comer, decidí poner en práctica lo que me había dicho mi novio: llevar yo la iniciativa. Así que levantando insinuantemente la falda, comente “inocentemente” que se nos había olvidado el postre, que si habían quedado con hambre podrían comerme a mí…Aunque la realidad es que la que más comí fui yo.
La tarde fue perfecta, me sentí como una diosa adorada por sus fieles, colmada de atenciones cargadas de lujuria y deseo. Es sensación me embriago y decidí no abandonar esas buenas costumbres nunca.
Así es que hoy en día, con una nueva (y muy mejorada) pareja seguimos inmersos en ese mundo, disfrutando juntos, compartiendo vicios. Habría muchos más tríos, cuartetos, orgías…pero eso son otras historias que deberán ser contadas en otra ocasión

jueves, 3 de marzo de 2011

No sacaré las cosas de contexto en vano



Escribir en un sitio publico como este,  a veces tiene el riesgo, si no se tiene el cuidado de investigar a fondo y no sacar fuera de su propio contexto, de hundirte en el lodo de los inconscientes.

Muchas serán las meteduras de pata que he de escribir, pues la mayoría de lo que aquí reflejo, además de vivencias, es producto de mis pensamientos, y dichas ideas pueden estar equivocadas o estar en desacuerdo con la mayoría; pero ninguna será tan profunda como referirme de manera errónea a hechos contrastados.

Menos mal que en este corto caminar que comenzó con este blog, gracias al cual he tenido la suerte de conocer a una persona que me corrige y me aconseja antes de hacer pública mi ignorancia y cual castigo de picota en tonel, ser la burla de todos.
Así que no me queda más remedio que entonar el mea culpa y agradecer a esa persona su aviso a tiempo.

martes, 22 de febrero de 2011

Cruzado mágico




Este título me lo inspiro un anuncio de hace bastantes años de un sujetador. Muy recatado, como mandaban los cánones de la época. Pero los tiempos evolucionan y parece ser que para mejor viendo el nuevo modelo que han sacado (eso si todavía no han televisado publicidad alguna). Eso si es difícil llevar con ropa ajustada encima, siempre queda la opción de usarlo cuando los calores aprietan, pues la ventilación seria muy adecuada. Tampoco conviene usar ropa interior (llámese tanga, braga, cullotes,…al gusto del consumidor/a) pues el goce que da el llevar tan insigne modelo, digno de los mejores modistos, proporciona tanto placer que la ropa interior sufriría las consecuencias del desbordamiento cual compuertas de un embalse abiertas.
Lo mejor de todo es como cuando se llega a casa y se quitan esos zapatos que tanto apretaban, quitarlo también proporciona un placer sin igual.

Esta foto está dedicada a alguien que hoy cumple años y aunque no sea una dama no diré los años, pues es toda una “Señora…Puta”: insigne titulo de rancio abolengo el cual tengo el gusto de ostentar junto con la homenajeada. Besos guarros cielo.

viernes, 18 de febrero de 2011

¿El sexo "no convencional" está de moda?




Aun siguen los coletazos de la emisión del programa "21 Días en el sadomasoquismo" en Cuatro, cuando el domingo día 4  de febrero aparece un artículo en el País sobre el intercambio de parejas
Si he de dar mi opinión sobre ambos esta claro que me decanto por la forma de exponerlo en el programa presentado por Adela Úcar alejado, lo que suele ser raro en este tipo de programas, del morbo fácil y gratuito.
A pesar que en el BDSM soy apenas una iniciada por lo que no puedo expresar extensamente por desconocimiento e inexperiencia, mi opinión he de decir que me gustó.
No es que fuese perfecto, Yo me hubiese centrado en las intervenciones como de la de Mario y Valentina o la de Ama Sejmet , lo mejor del programa. También hubiese incluido las partes inéditas como fue la rechazada del Sr. Interior (*)o la sesión de bricosado fabricando el "azotadior"   con Sejmet.  (*)
Dichas grabaciones fue lo que le confirió al programa el tono cercano que todos deseábamos. Además la actitud demostrado por la entrevistadora,  no siendo prepotente como quedo claro en la “simpática” escena donde la dejan sola y termina reconociendo que no sabe que hacer…Todo esto lo explica  mucho mejor de lo que yo pudiera hacer La mosca cojonera , opinión plenamente compartida.

La verdad es que el enfoque que le dieron hasta me produjo cierta envidia sana. Muchos han sido los programas emitidos sobre el mundo swinger, en el que tengo mucha más experiencia, unos 20 años de nada y sobre la que puedo opinar con más conocimiento de causa. Sin ir más lejos el artículo del pasado domingo publicado en País es más de lo mismo. Desde luego no hay un perfil definido y aglutinar la forma de pensar de toda la gente que se define swinger es difícil. Como en todo hay distintas opiniones: desde aquellos que les gusta ir a locales para exhibirse con su propia pareja, como los que los rechazan decantándose por encuentros más íntimos. Los que necesitan cartas o intercambios de mensajes interminables antes de conocer a otra pareja, como los que “van a saco” (palabras con las que nos intentaron clasificar a nosotros). Personas que solo buscan un intercambio, como aquellas que después del sexo, congenian y surge la amistad.
Así mismo también hay, incluso dentro de ese ambiente, considerado liberal, gente que se escandaliza a la primera de cambio y de liberal tiene el nombre, no la mente.
 También se encuentran personas que tratan de hacer de esto un negocio y no me refiero a los que regentan los locales. El último programa emitido los ponía como ejemplo de pareja swinger (sin comentarios).

Comentar en si el artículo no se si merece la pena, además en el blog  La mosca cojonera podréis encontrar la carta remitida por el Sr. Azul con la que me identifico totalmente. Sobre todo la parte que ridiculiza comentando el olor y los “gimoteos”
Simplemente quiero exponer mi punto de vista y como lo vivo yo (junto con mi pareja) y como comencé en este mundo. Dejando claro antes que nada dos cosas Ni siempre es el hombre es el que da el primer paso ni a esto se llega por falta de deseo en la pareja.

En primer lugar podríamos decir que soy una mujer muy sexual, me encanta el sexo y no me avergüenzo de ello. Por eso me gusta experimentar y llevar a cabo todas las fantasías,  En nuestros comienzos, con otra pareja distinta a la actual comenzamos, ambos, no solo fue idea de él, a comentar una de las fantasías más recurrente y extendidas que es la del trío. Por eso y aprovechando que una amiga tenía un kiosco y en las muchas visitas que le hacia me dedicaba a ojear las revistas, un día buscando encontré una de contactos, se llamaba Contactar Con, a la que guardo gran cariño pues le debo gracias a ella haber encontrado el hombre de mi vida. ( recordar que en esas épocas lejanas no había Internet). Pusimos un anuncio, contestamos algunos y así fue como comenzó nuestra andadura por el sexo no convencional: nuestro primer trío con otro chico. La experiencia fue muy satisfactoria, tanto que las visitas al kiosco de mi amiga se hicieron más frecuentes y siempre me marchaba revista en mano. Por otro lado y causas ajenas a esta nueva forma de ver el sexo, la relación se deterioro, y al final se rompió, harta por mi parte de estar siempre despreciada por ser gorda, fea y sin encanto ninguno. Piropos que me dedicaba amablemente mi novio. Hasta que un día, a pesar de quererle mucho, decidí que era hora de empezar a quererme a mi misma.
Pero las posibilidades que me había mostrado esa revista no las abandone: Así fue cuando un día contesté a un anuncio de un chico solo con la perspectiva de ver si conocía a alguna amiga y poder tener el primer trío MHM. Ese chico es hoy mi pareja con el que sigo practicando intercambios sin que se haya mermado nuestro deseo. El mejor polvo siempre es con él (y cada día se supera) ¿Puede existir algo más morboso que verlo disfrutar con otra mujer? Tampoco nuestra vida en pareja se perjudica por eso, además de compartir muchas otras cosas, tenemos esa complicidad que nos une aun más. Como dice un amigo nuestro a su mujer: Cuanto más te follan otros, más te quiero yo.
Veo mucho más hipócrita la actitud de otras muchas parejas que se pueden escandalizar leyendo esto y sin embargo son infieles. Yo no me considero infiel, pues no hay engaño. Lo compartimos y lo disfrutamos juntos.


Volviendo a la pregunta que da título a este extenso post: yo creo más que estar de moda el sexo no convencional, está de moda, escribir o hacer programas sobre ello. Ya se sabe que el morbo vende. Y desde luego la gente ajena a estos mundos, sobre todo al de intercambio de parejas, después de leer artículos como el del domingo en el periódico no se acercaran, con lo que seguiremos siendo “bichos raros”, pero eso si, orgullosos de serlos, pues para mi somos personas que nos atrevemos a llevar a cabo lo que otros desean y no se deciden a dar el paso.


Agradecer a todas las personas que me dieron permiso para nombrarlas y poner enlaces a sus blogs.

(*) Los enlaces a la página de cuatro parece que estarán activos solamente un mes

lunes, 14 de febrero de 2011

Exhibicionismo



El exhibicionista es un animal que vive en simbiosis cual cangrejo ermitaño. Necesita alguien que le observe, más allá de la mirada ávida del fotógrafo, a ser posible, alguien a quien escandalizar.

La calle a oscuras, casi desierta. Los últimos clientes de los restaurantes de la zona salen con prisa para refugiarse en sus coches de la lluvia impertinente. Demasiado rápidos para poder ver. Alzo los ojos: un edificio, una luz en una ventana, alguien asomado…sonrío: he aquí mi anémona.

martes, 8 de febrero de 2011

Días de cera y lluvia




Las gotas queman mi piel. Siento su calor recorriendo todo mi cuerpo. El dolor se vuelve placer. Me empapo por fuera, me mojo por dentro. Ambas humedades se juntan como ríos en un mar de sensaciones. Naufrago en ese oceano hasta ahogarme entre gritos y jadeos. La orilla se aleja, las olas crecen. Al final la marea lo inunda todo.

lunes, 7 de febrero de 2011

Los otros 364 dias de los enamorados



Ahora que se acerca esa fecha tan comercial de San Valentín, quiero hacer una llamada al resto del año para quien como yo también sigue siendo unas fechas en las que amar y decírselo y sobre todo demostrárselo a esa persona que llena tu vida.
Desde luego, no todo es fácil en el amor, es un camino de vino y rosas, en el hay espinas, pero prevalece la hermosura de la flor y como un buen vino, con el tiempo mejora. Porque no le quiero como el primer día, sino mucho más, cada día que pasa hace que le ame más, con locura.
El ese Amigo, así con mayúsculas en el que siempre puedo confiar, que se que nunca me defraudará y que siempre estará y ha estado ahí, en los momentos mas duros, para darme su apoyo, su hombro sobre el que llorar o su mano para empujarme  cuando la vida se hace cuesta arriba y me quedo sin fuerzas para seguir.
Por el moriría y por el y para el vivo que a veces es más duro aun.
El es ese beso que me da por las mañanas a pesar de mi mal despertar y aun a riesgo de que le gruña, el que me hace reír cuando me enfado, el que solo con mirarme hace que el día más gris se ilumine. Es mi razón de ser y como dice la canción Sin ti no soy nada.
Cada día estoy más enamorada de ti, me haces tan feliz que me parece imposible quererte aun más y sin embargo con el paso del tiempo se refuerza ese amor.
Amarte es como una droga, de la que no me quiero desenganchar jamás…un vicio más, al fin y al cabo.
Por todo eso y mucho más que no soy capaz de expresar en palabras y a pesar de que hoy no sea 14 de Febrero simplemente decirte: Te quiero.

sábado, 5 de febrero de 2011

El tamaño SI importa



¿Realmente el tamaño importa? Esa es la gran pregunta y habrá variedad de respuestas. Particularmente a mí las pollas me gustan grandes y gordas, sobre todo esto ultimo: muy gordas. Eso claro, siempre que se sepa usar y no se venga abajo, con el resto del hombre incluido, que hay muchas otras maneras de satisfacerme. Esto por desgracia me pasa bastante últimamente, han llegado a decirme que les doy miedo, que soy demasiada mujer (será por el volumen, digo yo). Eso a veces desespera, será lo mal acostumbrada que estoy en casa.
Pero volviendo a la anterior pregunta, ¿Realmente se folla más por calzar un aparato de proporciones desmesuradas? Mi experiencia me dice que no, sobre todo en el casos extremos como el que os voy a contar.

A pesar de llevar 20 años en el mundo swinger, no fue hasta hacer relativamente poco cuando empezamos a frecuentar locales de intercambio. El primero fue en Vigo, acompañados de nuestros anfitriones gallegos. En seguida una parejita empezó a lanzarnos miraditas y exhibirse ante nosotros. Al poco se dirigen a la pista oscura de baile a donde los seguimos y ahí comenzaron los rozamientos para acabar rápidamente en los tatamis de al lado, en penumbra igualmente. Cuando empecé a meterle mano y llegar al paquete ya pude comprobar la dimensión de lo que ahí guardaba era grandioso, pero no fue hasta que le baje los pantalones cuando vi asombrada lo que ese portugués albergaba entre las piernas, capaz de dejar “chiquito” al mismísimo Nacho Vidal. Realmente en toda mi vida nunca había visto algo tan grande y sobre todo tan gordo, que ni abriendo mi boca al máximo, conseguía a duras penas chuparle la parte del glande.
Tanto es así que en cierto momento mi chico me miró, a ver que tal lo estaba pasando, y en la semioscuridad del lugar se preguntó extrañado que hacia yo chupándole un brazo a ese chico.
Será por que una es muy puta, pero a pesar de asustarme un poco por su envergadura, no dude en que esa polla tenia que follarme como estaba mandado y al primer quiero follarte que me dijo (todo lo que hablamos, pues el resto que nos decíamos por las diferencias del idioma no lo entendíamos) me dispuse a ello. La primera embestida fue tremenda, pensaba que me desgarraba toda y que me iba a empalar, saliéndome por la boca. Tuve que buscar una postura más adecuada, a cuatro patas, para seguir disfrutando dicha enormidad. El chico empezó a azotarme el culo, resonando dichos azotes por encima de la música. Llegó a vaciarse el resto del local para hacer corrillo todo el mundo alrededor nuestro. Lástima lo enfrascada que estaba yo en el tema que no me enteré, pues me hubiese encantado comprobar que era observada por toda la gente, cual porno Star por un día.
Una vez finalizado el espectáculo, nos dirigimos al jacuzzi ahí pudimos verle de nuevo con otra chica. Parecía que todo iba bien hasta que la chica debió comprobar la magnitud que se ocultaba bajo el agua, y le faltó tiempo para poner pies en polvorosa.

Años después hablando con otras parejas que también habían estado en Vigo, comprobamos que la fama del de Oporto había traspasado fronteras, eso si, habían reaccionado igual que la rubia del jacuzzi, asustadas por sus proporciones.

Así pues ¿de que le servía tener ese regalo de la naturaleza, si apenas con alguna que otra zorra con mucho vicio la podía usar? Por eso afirmo rotundamente en el título que el tamaño SI importa.

Por cierto de aquel día solo me quedo mal sabor de boca por que no me la hubiese metido también en el culo. Habrá que volver por Vigo…

viernes, 4 de febrero de 2011

Nacimiento

Hoy será el día que de a luz este rincón, donde como si de un hijo se tratase, le daré una parte de mi y por supuesto, todo el cariño. Espero que en su vida le crezcan los amigos que le arropen en los malos momentos y se diviertan con el en los buenos.
Lo primero que corresponde es presentarme, como madre de la criatura. Soy engel, una mujer orgullosa de ser viciosa. Vicios muchos, pero los mejores aquellos que escandalizan a las mentes bienpensantes por que ellos consideran conductas sexuales no normales.
Nací dentro de una familia de moral intachable, quizá por eso como rebeldía decidí probar todo aquello que estaba prohibido.
Desde muy pequeña, con apenas 12 años, comencé a disfrutar de forma onanista de mi cuerpo; con 21 me metí en el mundo swinger y recién acabo de llegar al BDSM, donde ni siquiera he empezado a dar mis primeros pasos, solo a gatear, pero eso si con ganas de llegar lejos: despacito pero con buena letra. He comprobado el placer que puedo experimentar con el dolor por eso es una puerta que quiero abrir de par en par para saber cuan lejos puedo y quiero llegar en ese mundo. De ahí ese pequeño guiño al Marques de Sade en el titulo. Título que me inspiro un amigo, al que le agradezco también la sugerencia de crear este blog.
Calificativos no me han faltado desde entonces por hacer los que muchos desean pero no se atreven. Para algunos serán insultos, pero para mi me enorgullecen y me hacen crecer ante quien desprecia mi forma de pensar/vivir por pura envidia.
Siempre me he calificado como una mujer de pocas fantasías, pero no por falta de imaginación o deseos de explorar nuevas facetas. Todo lo contrario: siempre procuro llevarlas a cabo, aunque al poco surgen nuevas y así se convierte en un proceso sin fin. De hecho espero que ese fin solo me llegue con la muerte.
A lo largo de este blog me gustaría compartiréis pensamientos y vivencias tanto del presente, como del pasado…y porque no, también del futuro.